[INICIO] [Quienes Somos] [Nuestros Proyectos] [Comunidades Asociadas] [Documentos CONAF/Origenes] [Documentos Origenes] [MOFIN] [MAIA] [Glosario] [Como plantar] [Videos de interes] [Informe Climático] [Contacto] [Linck de Interes] [Otros] [Conetidos del Blog] [Archivos Anteriores]

miércoles, 17 de junio de 2009

17 de Junio: Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía.
En Chile la desertificación es un gran problema afectando casi dos tercios del territorio nacional... ¡Es hora de actuar!
El 19 de diciembre de 1994 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 17 de junio Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía (resolución 49/115).
Ese mismo año, en ese día, se había aprobado la Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la desertificación en los países afectados por sequía grave o desertificación, en particular en África.

La desertificación, la degradación de tierras y la sequía amenazan la seguridad humana al despojar a la gente de sus formas de vida mediante la privación de los alimentos, del acceso al agua, de los medios para la realización de actividades económicas e incluso de sus propios hogares.
En Chile la desertificación es el problema ambiental de mayor extensión en el país, afectando a casi dos tercios del territorio nacional (48.334.300 hectáreas) y generando un importante impacto socioeconómico (pobreza y migración) y medioambiental.
Las principales causas de la desertificación en Chile corresponden a la deforestación de los terrenos forestales para el uso agropecuario, los incendios forestales, el sobrepastoreo, el uso agrícola de suelos forestales, el uso inapropiado del riego, entre otras.
En el norte la leña en Chile, es el principal combustible utilizado en el ámbito domestico, llegando a un 57% del consumo de los hogares chilenos, implicando con esto presiones sobre el bosque y la vegetación nativa. A lo anterior se suma la actividad ganadera caprina, muy propia de la Región Norte de Chile, la cual además de ser extensiva, no es controlada.
En la Provincia del Limarí, se encuentra un 30% de la superficie total de áreas desprovistas de vegetación y por ende susceptible a la erosión y desertificación. Además se ha estimado que un 68,05% (170.899 há) de los suelos del sector costero de la Región está erosionado en grado severo.
¿Qué es la desertificación? Es el proceso por el que un territorio que no posee las condiciones climáticas de los desiertos, principalmente una zona árida, semiárida o subhúmeda seca, termina adquiriendo las características de éstos. Esto sucede como resultado de la destrucción de su cubierta vegetal, de la erosión del suelo y de la falta de agua. Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PENEUMA), el 35% de la superficie de los continentes puede considerarse como áreas desérticas.
1 Se considera que la expansión de estos desiertos se debe a acciones humanas.
2 Causas de la Desertificación y sequía: La intensificación de las actividades humanas provoca el aumento del efecto invernadero, causando el calentamiento global.
Es probable que las tierras secas sean especialmente vulnerables a los aumentos de temperatura durante el Siglo XXI.
Uso inadecuado de la tierra - Elección errónea de las plantas (tanto en especies como en variedades) - Un excesivo cultivo desgasta el suelo - Mala gestión agrotecnológica - Fertilización inadecuada - Suministro de agua inadecuado, las prácticas inadecuadas de irrigación causan la salinidad de la tierra. - La deforestación destruye a los árboles que están ligados a la tierra y le proporcionan nutrientes y humedad. Ausencia de Precipitaciones, sobre todo en zonas dónde la precipitación es escasa.
Actividades para luchar contra la Desertificación.
1.- Restaurando y fertilizando la tierra. Una manera simple y barata de fertilizar la tierra es preparar abono, que se convertirá en humus y regenerará la tierra con la materia orgánica, preparar compost también es una manera de preparar los suelos.
2.- Cultivar un jardín o huerta, plantar un árbol.
3.- Crear áreas verdes comunitarias, recuperar y hermosear las plazas.
4.- Enseñar a los niños de la importancia de cuidar y dar un uso sustentable al suelo.
5.- Combatiendo los efectos del viento, construyendo barreras y estabilizando las dunas de arena con especies de plantas locales.
6.- Reforestando, ya que los árboles desempeñan diversas funciones: ayudan a fijar la tierra actúan como cortaviento mejoran la fertilidad de la tierra ayudan a absorber el agua durante las fuertes lluvias.
7.- Evitar el pastoreo del ganado en áreas cultivadas.
8.- Evitar la tala excesiva de árboles.
9.-Desarrollando prácticas agrícolas sostenibles. Evitar los monocultivos o cultivos de una sola cosecha, ya que ha acelerado el proceso de desertificación.
10.- Rescatar y promover cultivos que respeten las curvas de nivel.
11.- La biodiversidad de la agricultura debe conservarse.
La sobreexplotación de la tierra se podrá frenar si se deja "respirar" al suelo durante un cierto período tiempo, sin cultivos ni pasturas para el ganado.
Link de interés: Guía educativa de la Unesco, “Aprendamos a Luchar contra la Desertificación”.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home